El gato negro de Nocturna

El descubrimiento de algunas editoriales te viene dado por las circunstancias, buscas algo en particular,  curioseas por internet, alguien te ha recomendado un título, has visto un libro anunciado…, ese es el caso de Nocturna Ediciones. Teniendo hijos intentas que lean porque a ti como adulto te parece algo imprescindible, y  haces lo imposible para que  descubran el poder mágico de la lectura. Y buscas. Y encuentras: el fondo de esta editorial surge como la misteriosa caja de Pandora, como una esperanza. Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Los que me leéis habréis visto que he puesto ya la tienda que anuncié en febrero (https://www.milibreria.es/las-cositas-de-la-trastienda/) y he comenzado a poner «cositas».  Aún no está bien diseñado así que os pido perdón por los errores. Todos los productos que iré poniendo tienen como finalidad ofreceros un escaparate de las cosas que hacen personas muy cercanas a mí, de las que me considero alumna y aprendiz afortunadamente.  Estas «cositas» son fruto de ver las maravillas que se pueden realizar con las manos y la creatividad puesta en ellas. La costura y el ganchillo han sido y son, soportes vitales, tras la lectura y este blog para mí.

Por eso en esta entrada además de deciros que estoy leyendo como una posesa, quería dar las gracias al CENTRO PARA EL DESARROLLO HUMANO SOSTENIBLE CORAZÓN VERDE SOC. COOP. VAL., por ser el germen de esos soportes, por la confianza y todo lo que me han enseñado y a AMA Made in Cielo, por permitirme recobrar mi interés por la costura y aprender de nuevo.

Mis lecturas me han llevado a vosotros. Leo para escribir y compartir, para aprender y viajar, para reir y para llorar. Y espero conseguir que la lectura os motive a cruzar el umbral de una librería, física o virtual, y os lancéis a su océano de libros. En Argentina, a pesar de su inflación semanal, llenan las librerías, esta vez sí físicas.  Así que si vais a visitar alguna  podéis contar con mis bolsas para guardar los libros. Si vais a algún otro sitio, también.  Os iré contando. Yo me he quedado una y estoy «testandola».

He elegido el color gris para estas bolsas, porque  según dice la WIKIPEDIA: 

La sustancia que forma el cerebro se suele llamar ‘materia gris‘, y por esa razón el color se asocia con lo intelectual.

Intelectuales o no, los libros incentivan nuestro cerebro para lograr su objetivo: encandilarnos. Y como dicen las malas lenguas que el gris puede ser apático, o aburrido, lo iremos combinando y os ofreceré «cositas» con más color.

 

Publicado el por Josefa Vergara Sánchez | Deja un comentario

La mamá pollito

No voy a contaros un cuento infantil, pero sé que con ese título podéis haberlo pensado. El mundo de la literatura es muy amplio, y los libros que se escriben para esas edades son muchos,  muy variopintos y muy, muy interesantes. No quiero abarcar más: con la literatura para adultos y no tan adultos, me conformo.

El título viene a cuento por el hecho de que a mis libros, a mis autores, los mimo. En ocasiones no soy objetiva al respecto, ya os advierto sobre ello. Difícil ser imparcial si la lectura te lleva por esos recovecos de tu alma que no veías hace tiempo  o por espacios ilimitados donde desplegar la imaginación y volver a ser niña.

Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Sobre locuras y esos libros

Parafraseo a Borges: «Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído». Todos hemos leído más estos días pasados, afortunadamente, o hemos vuelto a leer, que no es poco conseguido.

Leyendo te puedes volver loco como don Quijote, diréis, o puedes  idear un plan para cometer un crimen. Hablemos de la locura:  en el caso del  hidalgo soñador, es una paranoia muy bien descrita por don Miguel, pero que evoluciona durante la novela. En el estudio introductorio de Martin de Riquer al Don Quijote publicado por editorial Planeta que me compré en mis años de estudiante, subrayé:

…don Quijote, loco entreverado, o sea que sólo desatina cuando se refiere a su manía, y es perfectamente cuerdo en las demás circunstancias.

 

Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

El balazo o como no morir de tedio

Un día conocí a S. Le conté casi toda mi vida y ella me escuchó. Cordial, atenta, simpática. Me recibió con los brazos abiertos y al contarme que tenía un blog y que escribía, pensé: «Suerte la mía».

En ocasiones cuando das un paso, encuentras personas así, y se hacen amistades.  Ese paso es abrirte, es abrazar, es hablar. Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , | 10 comentarios

Misterio o descubrimiento: PARTE PRIMERA

 

¿Qué nos cuentan  las novelas de intriga o de misterio? o mejor, ¿qué no nos cuentan estas novelas de investigación y secretos? El género «thriller» tan famoso y cultivado, es en sí una intriga inquietante. ¿Qué es? O mejor dicho, ¿cómo es? El modo en que se escribe es lo importante. Con ritmo, leo en algunos artículos. Si lo importante es la acción, hay novelas de suspense que no lo son.

Sigue leyendo

Publicado en Autores | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

El superpoder de la escritura de un diario

Cuando hace años comencé a escribir mi diario, nunca se me ocurrió pensar en el poder que tendría esa escritura. Era una adolescente tímida e introvertida. Lectora y cinéfila. Leía los diarios de los escritores y era un género que me fascinaba. Conocer su intimidad desvelaba que eran personas a descubrir. Personas que como yo sufrían y estaban confusos.  En mi librería descansan algunos de esos libros: Diario íntimo, de Miguel de Unamuno; Diario de una escritora, de Virginia Woolf, y Diarios, de Joe Orton. 

En su momento leí Diario de Ana Frank, tras ver la película que me impresionó. No dejéis de conocer su museo: https://www.annefrank.org/es/ana-frank/el-diario/la-obra-de-ana-frank/

Ella tenía casi 13 años cuando se lo regalaron y no sólo escribía un diario íntimo sino cuentos y otros relatos, pero  volvamos al presente: ahora tengo otra vez  un diario, y no soy la única. ¿Cuántos de vosotros no ha usado en alguna etapa de su vida un diario?

 

Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

La luz del sol

Hoy ha sido un día raro: cansancio y ansiedad al mismo tiempo me han invadido.

La única forma de calmarme y empezar bien el día, ha sido recurrir a las palabras. Recordé el regalo de una amiga, un poemario en pdf que levantó mi curiosidad esta mañana y que ahora repaso. El libro es breve, sencillo y singular. Al acabarlo he sentido un desahogo tremendo en mi pecho. Gracias, Esperanza.

RECOGE LA LUZ DEL SOL CON LAS MANOS, de Toyo Shibata. Sigue leyendo

Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios

Sant Jordi, Día del libro: un libro y una flor

                                            TRANQUILO, LIBRO

 

Se puede agarrar un libro, abrirlo al azar y saborearlo desde el primer verso, paladear el regusto travieso de sus adverbios, extasiarse ante el arco iris del adjetivo bien puesto. Para el libro no existe el diferido, la desconexión o el directo; cada momento es único y repetible a un tiempo, cada palabra es un beso. Y si el gozo del hallazgo es grande, cuánto mayor es la satisfacción del reencuentro.

Frente al abismo que divide el sofá ante el más estúpido acontecimiento, con un libro no hace falta otro para estar contento. Su vida nos basta para no sabernos muertos. Sus páginas detienen el mismísimo movimiento, mientras revive el niño que llevamos dentro y aprende el viejo que seremos. El libro no avergüenza ni da asco; si acaso produce miedo, dolor, enamoramiento. Un millar de imágenes no superan la belleza del soneto. Diez mil tertulias aportan menos seso que una nota a pie de texto.

Llévenlo de paseo, descansen con él en cualquier banco, comprueben cómo se duerme justo cuando los párpados, exhaustos, ceden ante el anhelado sueño. Comparen el peor libro que atesoren con el electrodoméstico y verán qué desencanto. Programadores del mundo, directores ejecutivos, consejeros delegados, subdirectores de antena y príncipes del organigrama, gracias.

                        Texto de Federico Marín Bellón, ABC, 27/08/2003

Hace mucho, mucho  tiempo, cuando yo escribía en papel, encontré este texto impreso en un periódico que alguien puso entre mis manos. Ella no se acordará pero yo sí. Estas palabras parecen un brindis y recorté el texto  y lo  guardé en uno de mis diarios.  Son palabras para celebrar y hoy, a pesar de este confinamiento, hay que recordar que tenemos una buena costumbre: EL DIA DEL LIBRO.
Para mí siempre ha sido un día especial, a lo mejor es que lo llevo en la sangre. Y puedo aseguraros que por mis venas, no circula tinta; hoy es día de alegría y de libros. Soy como dice Cornelia Funke: una devoralibros. Con los años, me he ido acompasando, pero sigo ahí perenne con mi biblioteca.
Os animo a leer, para eso surgió este blog, que no está de aniversario, sólo está alegre.
A ratitos, a escondidas, con una buena luz, en el balcón o en la cama, como romanos deleitándose, o simplemente en un buen respaldo y sobre todo, con un LIBRO.
Este os lo recomiendo si simplemente amáis la lectura. 
Y aquí os dejo la flor, que debería ser una rosa, pero en estos momentos nos apañaremos con lo que hay.
Publicado en blog | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Inquietud: relato breve

Fue dando mi paseo cotidiano. Salía de casa y cogía el camino principal bordeado de hierbas silvestres. Aquel día se hizo tarde. Desconozco el motivo.

Era una tarde soleada, pero ya oscureciéndose en las nubes. Algunos pájaros revoloteaban y les oía hasta que me percaté de la ventana.

Avancé unos pasos y la vi,  en la pared oeste de la casa. Una más de la urbanización. Todas  diferentes. La ventana estaba abierta, entornada. Me atraía de forma irracional. ¿Por qué  me intrigaba una ventana con visillos azules descosidos?

No vi a nadie. Ningún paseante, tampoco vehículos.  No aquel día. Ni siquiera veía ropa en los tendederos. Había calma. Silencio barrido por los pájaros.

Me acerqué  a la ventana. ¿Esperando qué? No sabría decirlo. ¿Qué pasa cuando te asomas a la intimidad de otras personas, así, sin ser invitado? No tenía miedo, sólo curiosidad, y de una intensidad nunca sentida. Había silencio a cada paso que daba. Mis pies me llevaban como atraídos por un hechizo ineludible. No  conocía a los habitantes de la casa.  ¿Qué estaba haciendo? mi inquietud era nueva, desconcertante.

La ventana seguía allí, inerte, y al mismo tiempo, volcándose hacia mí.

La maldita ventana. Oscura y luminosa.

 

FIN

 

Hoy me apetecía compartiros este relato. No sé si os gustará. Con el confinamiento, la cabeza no para.

 

Publicado en blog | 4 comentarios