Va de cuentos: hora de desconectar

 

¿Se acuerdan del “Érase una vez…” que nos dejaba intrigados por el contenido de una historia y fascinados por el poder de la voz de quien nos estuviera leyendo…? Si no tuvieron quien les contase cuentos, tal es mi caso, no se preocupen, pero háganlo con sus hijos, sus sobrinos, sus nietos, sus ahijados…, porque es un regalo que alguien te narre un cuento. Un regalo. Hablando de regalos.  En Islandia se regalan libros en Navidad . Este hábito nace de una tradición maravillosa que recibe el nombre de ‘Jólabókaflód’ y que proviene de la Segunda guerra mundial. Se traduce como “inundación” de libros.

La fuente es : https://www.traveler.es/experiencias/articulos/tradicion-islandesa-regalar-libros-y-pasar-noche-leyendo-en-nochebuena/9936

Si además hacemos el gesto de leérselos en voz alta, estaremos cumpliendo con varios propósitos al mismo tiempo: prestarles atención, despertar su curiosidad, animarles a leer, incitarles a imaginar rostros, paisajes, aprender palabras nuevas, compartir…, el relato es un modo de compartir experiencias y conocimientos. No hablo sólo de cuentos para niños, que son fundamentales, sino los de adultos.

Los cuentos ¿qué son? ¿pequeños mundos, universos? ¿los cuentos son como mini-novelas? hay mucha discusión sobre el tema pero es indudable que los cuentos nos atraen por su brevedad, por su concisión, por su resolución. De hecho, los micro-relatos son mini-cuentos que hacen furor en las redes sociales, según he comprobado. Hay muchos concursos de este género  narrativo. Y abundan en los estantes de las librerías y de las bibliotecas. Hay autores archiconocidos por sus cuentos, o narraciones cortas. A mí me encantan autores muy diferentes en este mundillo, tales como Roal Dahl o  Isaac Asimov, leí a Bécquer con sus Leyendas, y la lista es muy numerosa, da para otra pequeña cita más adelante.  Pero esta vez mis preferencias apuntan a otro lado.

Mis recomendaciones,  tras echar un ojo a los estantes de las librerías, son tres autoras muy dispares. El nexo de unión: son mujeres, son escritoras y escribieron relatos. Es la hora del cuento.

 

Yo descubrí a Ana María Matute en el colegio con varias novelas  y me encantó, ahora os menciono este volumen que recoge todos los cuentos para niños y adultos de esta maga de la palabra.


Esta otra  autora es nueva para mí: son esos descubrimientos que hacen que tu lectura brille y te apetezca indagar más. Ella escribió la novela La nave de los locos,  que la relanzó y dio a conocer a muchas personas, pero aquí se reúnen sus cuentos, muchos de ellos  elabororados  antes.


 

Y la otra sorpresa, una autora que habla del Sur. La comparan con William Faulkner, ya sabéis, muchas autoras con talento son la vertiente “femenina” de otros talentosos. Ella fue fotógrafa también pero fue su vertiente literaria la que nos la trae aquí, de la mano de su mentora, la anterior autora citada, Katherine Anne Porter. No fueron alumna y maestra pero eso lo comprobaréis si leeís estos cuentos.


Y llego al final de mi pequeña contribución a la lectura, que os sea provechosa y que os permita “desconectar” en algún momento.

Un regalo para los sentidos

Hace una tarde cálida pero llevadera. Nos viene ya el otoño y yo lo encarrilo con este libro, descubierto por Instagram. Lo reconozco. Sigo a una librería de Madrid, Librería Benedetti, y así llegó a mí el libro que os recomiendo hoy como un regalo: TARDES EN LA LIBRERÍA, de Óscar Sancho.

Se lo pedí a ellos porque Óscar trabaja allí y voilá, les mandé un correo electrónico, me dijo lo que tenía que hacer y en 2 días llegó : estoy encantada porque  sus textos son pasajes de la vida en una librería. Hay lirismo y mucha alegría en sus frases.  Me identifico con el narrador y sonrío, me hace sonreir esta antología. Son textos breves y muy sensoriales. Los estoy leyendo, aún no he acabado, sin ton ni son, según me atre el título con el que su autor nos prepara para lo que viene a continuación. Habla de sus ratos en la librería, a solas y en compañía. Nos narra con dulzura y curiosidad esos encuentros y desencuentros con los lectores que vienen a preguntar por un libro o dos, o tres.

Nos cuenta el significado de las librerías: el santuario donde vienen los libros a encandilarnos y  a ilustrarnos, o a perturbarnos.

Los libros tienen muchos poderes. En muchas partes he leído esta frase, desconozco al autor/a: “DESPUÉS DE LEER UN LIBRO, UNO NO VUELVE A SER EL MISMO“, y por eso estar rodeado de libros, mires donde mires, te cambia.

En la página 19 del libro nos lo dice, como si fuera un poema: “ Esto no es un trabajo, es un oasis.

Una isla de belleza militante donde tengo la suerte de pasar mis horas colocando historias, compartiendo emociones, construyendo fantasías…

No sigo, prefiero que leáis el libro.

¿Cómo conseguirlo? tienen facebook y si miráis en google salen enseguida.

Yo sólo quería compartiros su belleza y su comprensión del mundo.

Para mí también los libros, la librería, han sido y son, un trabajo y un hogar.

Vuelta al cole y a las andadas

Tachán, tachán… Vuelta al cole!!!!

¿Qué tal ha sido? ¿cómo lo habéis vivido? Reencuentros, sonrisas, abrazos, y cargaditos de libros y material. De niña me encantaba el regreso al colegio, septiembre tenía eso. Fin del verano, de las tardes de playa, de las meriendas en la calle con el pelo mojado, de los helados en la plaza, de las hojas de los cuadernos Rubio…, regreso a las rutinas. A los madrugones. Cómo me costaba a mí el levantarme temprano. Lo bueno era que había que estrenar muchas cosas:  libros de texto, de cuadernos, de lápices, de “plastidecor”, de sacapuntas, de gomas de borrar,¡oh, era un paraíso para mí! pero no para mis padres en el sentido económico supongo. No tengo muchos recuerdos de ellos en estas vueltas al cole. También era emocionante porque renovaba mis tebeos, y posteriormente mis lecturas. Incluso los libros obligatorios, ya en la época del instituto, nuestro BUP, eran ansiadas por mí.

Septiembre trae el anuncio del otoño, muy suavemente.

No se quiere hacer sentir. Yo coleccionaba hojas secas que luego guardaba en mis libros. Mis hijos, hace años,  me traían flores que dejaban en la cocina y yo veía al llegar a casa. Estaban ya marchitas pero me conmovían.

Este mes es Septiembre y para mí significa mucho. Muchísimo.

Septiembre me dice los libros que he leído si miro hacia atrás, y me gusta la suma de todos ellos. Cada libro te toca de alguna manera.  Para mí han sido un soporte todos estos años y cuando te dicen “elige tu mejor libro”, yo me quedo pensando y me pregunto “¿cómo? ¿uno sólo?”, me resulta imposible elegir.

Así que no lo haré.

Qué tengáis buena semana.

 

 

 

Dos novedades: 4 de septiembre

Sólo es una llamada de atención porque mañana, día 4 de septiembre, salen a la venta dos títulos nuevos de dos autores consagrados, que para mí significa que tienen a sus espaldas una trayectoria reconocida, que son autores de fama, en este caso,  Eduardo Mendoza y Henning Mankell.

Estos son sus libros: EL REY RECIBE, título con el que Eduardo Mendoza inicia una trilogía, tan de moda. A mí me gusta por su sentido del humor y su buen hacer narrativo.

Y el nuevo de Henning Mankell, un autor sueco ya fallecido, que se ha hecho un lugar destacado en la novela negra. Esta sería su primera novela:

Y nos la traen de improviso. Qué las disfrutéis!

Toca ser mejor persona

Hoy es uno de septiembre. SEPTIEMBRE

Empieza un nuevo mes. Toca cambio de cita en mi menú. Toca volver a las rutinas, pero hoy es sábado, ¡aleluya!, así que dejemos para el lunes, maldito lunes, el trasiego de la normalidad.

Aún hace calor, todavía brilla el sol y es inminente el fresco de la tarde. Escucho música en Cadena Cien. Una canción tras otra me desliza por el tiempo y los recuerdos. Me pongo melancólica, lo siento, es esta premura de la vida, de los ausentes, de lo que está por hacer, y ¡es tanto!, es el verano en su última quincena, y recuerdo a Alicia:

Alicia y la Oruga se estuvieron contemplando en silencio durante algún tiempo. Al fin la Oruga se quitó la boquilla del narguile de la boca y le habló con voz lánguida y adormilada.

-¿Quién eres ?-preguntó la Oruga.

No era ésta precisamente la manera más alentadora de iniciar la conversación. Alicia replicó, algo intimidada:

-Pues verá usted, señor…, yo…, yo no estoy muy segura de quien soy, ahora, en este momento; pero al menos sí sé quién era cuando me levanté esta mañana; lo que pasa es que me parece que he sufrido varios cambios desde entonces.

-¿Qué es lo que quieres decir?-dijo la Oruga con severidad-. ¡Explícate!

-Mucho me temo, señor, que no sepa explicarme a mí misma-respondió Alicia-, pues no soy la que era, ¿ve, usted?

(pág. 74 de ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, de Lewis Carroll, edición de Alianza, 1997)

Sé quién era y la literatura me permite reconocerme en muchas de las historias que leo, ¿no os pasa en ocasiones? lees, y reconoces ese sentir o ese pensamiento. Me recojo y me contraigo con cada lectura. Me expando y me retracto. Errar es de humanos. Pecar también. Bueno, ese “pecar” es cristiano, dejémoslo en que nos equivocamos. Toda esta reflexión viene de la persona  que era. Me voy enriqueciendo no sólo por las lecturas, no, sino por las personas que me recomiendan un libro, por las personas que me rodean y me hacen reir o llorar, por las personas que veo sufrir e intentas ayudar, por las personas a las que no quiero parecerme, y sobre todo por las personas que tengo a mi lado, mis hijos.

Releo ÉTICA PARA AMADOR de Fernando Savater para comprender, y así explicar a mis hijos que hay cosas que nos  convienen y cosas que no, que es lo bueno y que es lo malo, y  que ante todo debemos mantener el respeto de una persona: nosotros mismos. Este libro habla de ética y libertad. Su lectura es sencilla y  amena,  está a la orden del día, y en un mundo digital que tiene la osadía de despertar cada mañana con una sonrisa, su autor nos hace tener  una conciencia clara de que seguimos siendo humanos a pesar de todos los desvaríos y las malas acciones.

No por obrar mal dejamos de serlo, pero hay que mejorar. Nada puede suplir lo fundamental.

Lecturas de agosto

Se va el mes de agosto, demasiado calor, mucho tiempo libre, ¿hablamos de libros? ¿hablamos de los libros que he leído? son estos dos:

ELEANOR OLIPHANT ESTÁ PERFECTAMENTE, de Gail Honeyman.

Es una novela de autorreconocimiento, directa y optimista. Su estilo es sencillo y claro, no hay subterfugios ni palabras rebuscadas, ni trampas literarias difíciles. Quizá sólo pretende hacernos ver que cada persona es única en sí misma, y que esa unicidad merece todo nuestro respeto y todo nuestro apoyo.

En ocasiones no somos las mujeres ni los hombres que decimos ser. Aparentamos: para que nos acepten; para llevar una vida “normal”. Para ocultarnos. Eleanor es una persona que ha sufrido mucho y lo oculta. Por miedo. Por vergüenza, y también porque la autora nos introduce en un mundo aparte, el de las víctimas,  los traumas, las adicciones,  los trastornos mentales. Eleanor emprende otra vida cuando toca fondo, es lo que les pasa a las personas desesperadas. Va dando pequeños pasos y eso nos cuenta la novela de forma humana. No desentraño más.

(pág. 161):”Mi reflejo mostraba a una mujer mucho más joven, segura de sí misma, con una melena reluciente que le llegaba por los hombros y un flequillo cruzado que reposaba justo sobre su mejilla cicatrizada. ¿Yo?… -Me has hecho relucir, Laura.- le dije. Intenté detenerme ahí, pero me rodó una lágrima por un lado de la nariz. Me la enjuagué con la mano para que no me mojara las puntas de mi nuevo pelo-.Gracias por hacerme relucir.”

-HOZUKI, LA LIBRERIA DE MITSUKO, de Aki Shimazaki.

La autora es mitad japonesa, mitad canadiense, y esta novela también habla de otra persona que ha sufrido, pero que no lo sabe. Lleva varias vidas y en su transcurrir todas confluyen gracias a un niño. La vida de esta mujer da muchos vuelcos y el conjunto de esta novela nos lo demuestra. En un lenguaje plano, plagado de referencias a la lengua japonesa, se nota que la autora es traductora, se nos desvela la historia de la  maternidad de la protagonista.

(pág. 135): “-Taro…

-¿Sí, mamá?

-Tú naciste para salvarme la vida.

-Ya me lo has dicho, pero tú me tuviste porque yo quería ser tu hijo…”

Se necesitan. La madre necesita a ese hijo no biológico que el destino puso en sus brazos. El hijo necesita a esa madre que eligió rescatarlo sin pensárselo dos veces.

Son muy distintas.

Igualmente atrayentes.

 

 

 

Despertar el gusto por la filosofía

Leo un artículo del periódico El País, “La Filosofía en pie de guerra”, y me pongo en guardia. Yo estudié filosofía en 3º del antiguo BUP, y en COU, también reciclado. Fue una asignatura que, a pesar de lo accidentada, me resultó muy provechosa. Accidentada porque el profesorado fue muy distinto, pero creo que eso nos enriqueció más porque nos dio más perspectiva a la hora de estudiar la asignatura. A mí personalmente me permitió dar nombre a ciertas ideas y pensamientos, y sobre todo a abrir mi mente.

Os pongo el enlace del artículo por si estaís interesados en leerlo: https://elpais.com/cultura/2018/07/13/actualidad/1531501508_070381.html

Este artículo menciona el tema de la desaparición de la filosofía como asignatura en el Bachillerato. Y me quedo perpleja porque, perdonad mi desconocimiento, no lo sabía. Me parece ¿terrible?, sí, creo que sí. Guardo como un tesoro algunos libros de aquella época; en el momento de cursar Filosofía, nos parecía a los de mi edad, un rollazo total. Ahora esas palabras no se emplean pero era así. Cuando transcurre el tiempo tomas distancia y percibes las cosas de otra manera. Ya no es el rollo de los filósofos antiguos ni los pensadores de la Ilustración, sino que revivir esa historia del pensamiento te permite hacerte con un criterio. Evidentemente no se trata de aprenderte de memoria las teorías de cada uno de los filósofos que ha habido.  Hay que leer e “ilustrarse” con las obras originales dentro de lo posible, e iniciar un diálogo como hacía Platón, cuyas obras más importantes las elaboró con el esquema de un diálogo. Hablando  se entiende la gente, eso dicen, y lo propone como método pedagógico, guiado también por lo que en su época se estilaba.

Platón, Aristóteles, esos fueron mis grandes iniciadores. La teoría de las ideas y la inmortalidad del alma de uno , y el incipiente empirismo del otro, de lo que podemos ser en “potencia”inauguraron mis lecturas filosóficas. Vista así la filosofía puede aburrir o parecer tediosa. La filosofía es pensar y razonar sobre el mundo que nos rodea, dando así paso al debate y al estudio, por lo que las lecturas de cada autor nos habla de cómo hemos evolucionado.  Mis profesores de aquella época me contagiaron en un momento totalmente idílico para mí que huía de la realidad.

A recomendar un libro: una forma amena de adentrarse en los vericuetos de esta rama del pensamiento, la principal.

 

 

Si alguien nos la muestra de forma atrayente,

no dudo que nos beneficiará, bien sea para

descubrir y descubrírsela a alguien, bien

sea para recordarla.

Y si queréis vivir la filosofía: las Meditaciones de Marco Aurelio.

Hablo de la occidental porque la oriental es aún más rica y compleja. En el momento actual la rutina de la vida diaria nos hace olvidar que somos seres pensantes, al  menos me sucede a mí, y creo que debemos volver nuestra vista a las mentes de antes, y hacerlo desde la educación.

Por favor, que vuelva la filosofía al Bachillerato.

 

Superpoderes

Esta semana me ha dado por pensar en qué estoy haciendo mal para que a mí hijo de casi 12 años no le guste leer.  Leo y leo para descubrir libros que le pueda apetecer leer, miro guías sobre las características de libros para su edad y  me suscribo a otros  blogs orientadores de literatura infantil y juvenil; por cierto, os dejo el enlace con uno que me ha parecido muy interesante a raíz de este artículo:

https://www.is4k.es/blog/lecturas-recomendables-para-ninos-y-adolescentes-conectados

Sobre todo ahora que el tema de internet, redes sociales y videojuegos está a la orden del día. Queramos o no nuestros hijos, sobrinos, nietos, o ahijados, están de una forma u otra conectados a una pantalla. ¿Cómo conseguir apartarlos de ahí y que descubran otros mundos aún más fascinantes, como la lectura, la naturaleza, los deportes, las distintas artes: dibujo, cine, música, fotografía, pintura…?

Hablo con un vecino y descubro que ya no es solo leer, sino salir a la calle.  A estos niños en general les cuesta salir cuando los padres les incitamos a ello. ¿Por qué? Hoy es el día de las preguntas. De los interrogantes. En mi caso, cuando hago alguna actividad con una, el otro no quiere. Seguramente es una mala gestión por mi parte. Pero ¿ cómo compaginas diferentes edades, diferentes formas de ser, distintos gustos y hábitos…? Y sobre todo, distintos estados de ánimo????????

Ayer paseando entré en una gran librería.Y encontré un libro: no es una novela, no es un cómic, no es historia…, pero  anoche se puso a leerlo conmigo. Imaginaos mi sonrisa. Es un libro ilustrado que habla de los “superpoderes” de los animales: ANIMALES SUPERHÉROES. Publicado por la editorial Océano, colección Travesía. Sus autores son Raphaël Martin(texto) y Guillaume Plantevin(ilustraciones). Les quedo eternamente agradecida. 

 

Voy a coleccionar esos ratitos con él cuando está volcado en esas otras actividades de descubrimiento, y serán nuestros pequeños logros. Nuestras pequeñas aventuras.

Feliz semana. Feliz julio que se acaba.

Un libro que ayuda: biblioterapia

Esta semana quería invitaros a la reflexión: ¿ ayudan los libros?, ¿sí? ¿no?¿qué tipo de ayuda nos pueden ofrecer, aparte del entretenimiento, la belleza, el conocimiento…?¿hay libros específicos para “ayudar”?¿qué son los libros de “auto-ayuda”? temática  difícil. Existen muchos autores dedicándose a publicar libros para  “ayudarnos” en nuestro día a día con sus libros: tipo Paulo Coelho,  Louise L. Hay, o  Geneen Roth, y  Wayne Dyer, Napoleon Hill, Jorge Bucay,  Dale Carnegie…, es un género muy tocado, aquí y fuera de nuestro país:  Rafael Santandreu, Mario Alonso Puig,   Laín Entralgo, Rut Nieves, Ferrán Ramón-Cortés, Ramón Campayo…, me falta entrada y blog para enumerarles porque cada uno destaca por algún motivo muy concreto. Me dejo a muchos, muchísimos.

OS PROPONGO QUE ME CITÉIS UN AUTOR O UN TÍTULO QUE OS HAYA IMPRESIONADO O MOTIVADO O QUIZÁS …AYUDADO, en vuestros comentarios si queréis explicadme algo de ellos.  Yo os cito algunos leídos por mí: -REINVENTARSE, de Mario Alonso Puig.

-EL ARTE DE NO AMARGARSE LA VIDA, de Rafael Santandreu.

-LA ISLA DE LOS CINCO FAROS, de Ferrán Ramón-Cortes.

-EL PODER ESTÁ DENTRO DE TI, de Louise L. Hay.

 Yo era muy reacia a esta literatura pero compruebo en mi día a día que no se puede menospreciar, y ya no por el público tan numeroso al que llega, sino porque algunos te guían, te acompañan, son tus “coachs” personales. Se convierten en libros de cabecera.  Tú decides pero ellos te dan caminos. En el  libro  EL PODER ESTÁ DENTRO DE TI, su autora dice: “Encontrarás muchísima información en este libro…,si digo algo con lo que no estás de acuerdo, sencillamente pásalo por alto, no lo tengas en cuenta.” O sea, que ellos dan pautas y tú pones el límite.

Hace poco compartí un artículo de www.psicopedia.net que me resultó  muy revelador: http://psicopedia.net/1345/adolescencia-felicidad-adaptacion/ porque además me recordó el concepto de biblioterapia. Estos libros de auto-ayuda se venden mucho, millones de ejemplares en todo el mundo.  Como en cualquier faceta de la vida, la literatura se puebla de literatura vendible, pero no estoy hablando de los best seller, sino de libros que nos ayudan a ser más felices, los llamados de auto-ayuda.  De autodescubrimiento. De querencia a uno mísmo. De entrenamiento. De empoderamiento de la persona que lee este libro y redescubre posibilidades que estaban en su interior.

No son mi fuerte, yo pertenezco más al ámbito literario, o digámoslo de otra forma, de ficción, pero nunca los olvido y los tengo presentes en mis lecturas. De hecho este libro de Hay, está con subrayados y con anotaciones en los márgenes. No lo pude evitar. A veces al leerlo me estaba reconociendo en una situación o un sentir. Y al hacerlo, podía digerir mejor esa circunstancia o explicar con palabras lo que me escocía por dentro. Lo que fundamentalmente expresan es AMOR, hacia uno mismo y hacia los demás. En ocasiones se nos olvida que escriba como escriba el autor, la literatura puede ser terapéutica.

Un libro curioso que me viene al dedillo: 

biblioterapia (del gr. biblíon, libro, y therapeía, a

sistencia)


f. prescripción de novelas para las dolencias de la vida


(Berthoud y Elderkin, 2014)


Este libro es un manual de medicina, solo que algo diferente de los demás

 

Así empieza este libro que no tiene desperdicio, y si no leemos la primera cita de D.H.Lawrence: “Uno se libera de sus enfermedades vertiéndolas en los libros; vuelve a presentar y a experimentar sus sentimientos para así dominarlos”.  Todo un reto.  A ello!

Y esta ha sido mi sesión de blogterapia.

Demora o urgencia en leer

Feliz día, y caluroso: estoy leyendo artículos donde recomiendan lecturas para este verano. Unos clasifican el verano de tiempo de demora, de tiempo para “sentir” y darse ese placer de la lentitud. Para mí el verano es un tiempo de urgencias, de prisas por acabar, de historias perturbadoras, de complicaciones, de aventuras…, y al mismo tiempo es también lentitud:las horas transcurren lentas, muy lentas. ¿Será el calor?

 

Puede ser. Leer apetece tanto que se amontonan los libros y las páginas y las ganas de saber y de pensar. Novela negra con sus misterios; novela romántica con esas historias de dos y de tres y de antepasados entrelazados; novela histórica con sus trasfondos actuales; novela y poesía, relatos, historias gráficas…, me apasiona la literatura. Me apasiona el mundo escrito. Ese es el empeño de este blog: ese es mi sueño, contagiaros, aunque sé que algunos ya estáis inmersos en la lectura y que podéis enseñarme mucho, mi pretensión es acercaros a ese mundo de escapada y reencuentro. Leer nos hace libres, leer nos abre la mente, y más allá de la cultura que podemos alcanzar, porque no hay nada como la vivencia de cada uno y con cada uno de los habitantes del planeta, leer es enseñar libertad, como dice Antonio Muñoz Molina,  nos permite agrandarnos como Alicia en el Pais de las maravillas, y decidir.  Leed y disfrutad. Os enlazo con el audiolibro que he encontrado en youtube. Hay una edición muy buena en Alianza editorial, en formato bolsillo.

https://youtu.be/AcCIGLsyHYY

Si la lectura no nos proporciona placer, y este concepto alcanza a “agradar o dar gusto”, y también “goce, disfrute espiritual” mal vamos. Porque toda lectura nos conducirá a una sensación. La consideración que le demos es propia, nuestra, decisiva.