Érase una vez…

Hace mucho, mucho tiempo, hubo un ser humano que quiso leer: la letra y la mente se unieron para celebrar un acto maravilloso. Un encuentro que viene definido por la libertad. Cada gesto lector nos abre un mundo. Dimos paso al nacimiento de la lectura, y Amazon aún no existía!

Para saber más de este fenómeno de la lectura, yo recomiendo esta obra:

Os podréis enterar de las vicisitudes de la gran historia del ser humano y las letras, así como  de un montón de anécdotas desde el peculiar ojo de este ensayista e historiador.

Es necesario conocer esta historia dado el vuelco que las nuevas tecnologías le están dando a nuestro mundo. Los resultados de los avances tecnológicos aún son imprevisibles. O puede que no. Ya estamos viendo resultados, este blog mismo es uno de ellos. Es otra forma de lectura. Porque hay muchas: la silenciosa, la que se hace en voz alta, la que se hace en grupo, la vertiginosa, la voraz, la detectivesca, la lectura de aprendizaje, de búsqueda, la terapéutica…

Todo tiene su comienzo y la andadura de este gigante del comercio se inició con el mundo libresco. Así he conocido su historia: leyendo.

¿AMAZON qué significa? me ha intrigado tanto a pesar de la resonancia del nombre que lo he buscado en San Google que  me remite a la Wikipedia :

Bezos seleccionó el nombre de Amazon mirando el diccionario, optó por el nombre, Amazonporque el Amazonas era un lugar «exótico y diferente» tal como él planeaba su tienda; el río Amazonas, era el río «más grande» del mundo, y planeaba convertir su tienda en la más grande del mundo.

¿Y este interés? ahora lo explico: leyendo estoy dos  libros muy recientes que arremeten contra el «amo» de las ventas. Contra el monopolio. Voy contracorriente. Es lo que tiene cumplir los 50, se  suelta la lengua.

Alexa no se calla aunque borres sus archivos, porque la nube, «the cloud» es inmensa e inmensurable su memoria. Tras leer este librito en el recodo de la butaca, no dejo de indignarme señor Bezos. No me gustan las mayorías, no me gustan las masas, no me gusta que sólo haya un mercado.

 

¿Cómo no leer este libro? es un homenaje sincero y bien escrito a las librerías, al mundo del libro, a las bibliotecas; en conjunto son varios capítulos reunidos en defensa de la lectura en sí. La lectura no requiere prisas ni premura, démosle tiempo a este placer. Cada lectura nos hace crecer en todos los sentidos: viajamos en el tiempo y en el espacio, como vaqueros galáticos, atravesando pensamientos y costumbres. La emoción de leer es INSUPERABLE.

Feliz diciembre amigos lectores!

 

 

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Érase una vez…

  1. Roberto dijo:

    Y El trato del librero, El olor a papel, El pasear entre sus estantes.. . Las mil ventajas del comercio local!! !.
    Un beso amiga!! !

    • Josefa Vergara Sánchez dijo:

      Gracias gran amigo. Cuando hablas con las personas, la visión cambia mucho. El trato, el diálogo, en fin, lo mío es deformación de oficio.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *