2 DE ABRIL: DIA DEL LIBRO INFANTIL

Cuando era niña mis lecturas eran los tebeos, o cómics actualmente, y  también las novelas ilustradas de aventuras, y los poemas. Yo heredaba libros de mi hermana y de mi padre, aunque su género era las novelitas del oeste.  Cuando me quedé embarazada ya empezé a comprar libros infantiles, cuentos ilustrados y otras curiosidades.  El mundo del  libro infantil es muy rico y muy amplio. Difícil elegir. Difícil separar lo que le gusta al adulto de lo que le gusta al niño o a la niña. Continuar leyendo «2 DE ABRIL: DIA DEL LIBRO INFANTIL»

La vuelta de tuerca: más recomendaciones

Estoy enfrascada en varias lecturas, es mi defecto, y ahora que estoy en una época tan especial,  Navidad dulce Navidad, no las frecuento mucho por la falta de tiempo. Irónico.  Eso no quita que no deje de mirar libros y más libros, admirada y asombrada a la vez. Las recomendaciones vienen de todas partes: publicidad, amigos, revistas literarias,  internet, etc. Continuar leyendo «La vuelta de tuerca: más recomendaciones»

Una tradición envidiable

Cuando descubrí la sensacional tradición de Islandia para la Nochebuena, me quedé maravillada y empezé a indagar: en islandés se dice «Jolabokaflod«, que traducido significa «inundación de libros», o algo similar.  Libros como regalo, Nochebuena y un chocolate caliente, ¿qué mas se puede pedir? Pues una buena compañía, pensé, y entonces sí que puede ser una Nochebuena inolvidable. Continuar leyendo «Una tradición envidiable»

Libros que dejan huella

Este pasado fin de semana, un deslumbrante fin de semana entre amigas muy especiales, me ha permitido acercarme más a mi hija y a personas que estoy descubriendo sin saber que estaban ahí,  aunque las tuviera muy cerca. Tan cerca… Continuar leyendo «Libros que dejan huella»

La cabeza que lee, el corazón que siente

Intento leer y no puedo. A menudo. Dejo el libro abierto sobre la mesilla de noche o sobre el sofá. Lo vuelvo a coger. Me desespero. ¿Os ha pasado alguna vez? Llego cansada y con la cabeza ocupada. ¿Lo mejor? retomar la lectura donde la dejé: voy hilvanando las frases, palabra a palabra, y descubro que he leído el mismo párrafo tres veces. Llevo cuatro libros en activo, así que he de pararme y reflexionar con cual me quedo. Continuar leyendo «La cabeza que lee, el corazón que siente»