Recortes de prensa

No sé si es apropiado hablar de recortes de prensa con el concepto que tenemos ahora de dicho medio, ¿quién lee actualmente el periódico como un gesto cotidiano? yo no, lo confieso, pero no porque no pueda sino porque me he vuelto muy cómoda.  Lo digo sinceramente. Cuando era más joven en casa se compraban un par de diarios, el deportivo, y uno local, porque los nacionales eran para el fin de semana con su revista y sus novedades. Continuar leyendo “Recortes de prensa”

Reyes, rebajas, relecturas

Con de Reyes, los Magos, que vinieron y se fueron, cargaditos o no,  de Rebajas, las de enero, y de Relecturas, las maravillosas relecturas que nos dan paso a redescubrirnos, iniciaremos el mes de EneRo. Juego con las letras porque me encanta. 

Ironía? No, sólo un breve repaso por aquellos libros que nos traen Recuerdos.

¿Cuántos tenéis?Destapad la caja de Pandora. Continuar leyendo “Reyes, rebajas, relecturas”

La vida: los libros y los hijos

Reza el título de mi entrada: LA VIDA: LOS LIBROS Y LOS HIJOS. 

¿Por ese orden? Hace dos años mi vida era como un puzzle desordenado. Algunas piezas, de hecho, se perdieron en el fondo de un cajón, otras en el trastero. Algunas las creí perdidas para siempre. No las encontraba. Como esos libros que has leído y crees haber dejado a mano pero luego, en ese preciso instante en que  quieres hojearlo, no aparecen. Continuar leyendo “La vida: los libros y los hijos”

La vuelta de tuerca: más recomendaciones

Estoy enfrascada en varias lecturas, es mi defecto, y ahora que estoy en una época tan especial,  Navidad dulce Navidad, no las frecuento mucho por la falta de tiempo. Irónico.  Eso no quita que no deje de mirar libros y más libros, admirada y asombrada a la vez. Las recomendaciones vienen de todas partes: publicidad, amigos, revistas literarias,  internet, etc. Continuar leyendo “La vuelta de tuerca: más recomendaciones”

Compras navideñas

Se nos va el mes de diciembre y  nos entrará  la Navidad: anuncios de juguetes, cenas de empresa, villancicos, reencuentros,  cucuruchos de castañas  y regalos que comprar. Precisamente.
¿Cuáles son vuestras ideas para los regalos de estas fechas? Hay cientos de obsequios que pueden agradar, pero,  ¿ y si regalamos un libro?  yo no voy a recomendaros otra cosa. Continuar leyendo “Compras navideñas”

Una tradición envidiable

Cuando descubrí la sensacional tradición de Islandia para la Nochebuena, me quedé maravillada y empezé a indagar: en islandés se dice “Jolabokaflod“, que traducido significa “inundación de libros”, o algo similar.  Libros como regalo, Nochebuena y un chocolate caliente, ¿qué mas se puede pedir? Pues una buena compañía, pensé, y entonces sí que puede ser una Nochebuena inolvidable. Continuar leyendo “Una tradición envidiable”

Libros que dejan huella

Este pasado fin de semana, un deslumbrante fin de semana entre amigas muy especiales, me ha permitido acercarme más a mi hija y a personas que estoy descubriendo sin saber que estaban ahí,  aunque las tuviera muy cerca. Tan cerca… Continuar leyendo “Libros que dejan huella”

La cabeza que lee, el corazón que siente

Intento leer y no puedo. A menudo. Dejo el libro abierto sobre la mesilla de noche o sobre el sofá. Lo vuelvo a coger. Me desespero. ¿Os ha pasado alguna vez? Llego cansada y con la cabeza ocupada. ¿Lo mejor? retomar la lectura donde la dejé: voy hilvanando las frases, palabra a palabra, y descubro que he leído el mismo párrafo tres veces. Llevo cuatro libros en activo, así que he de pararme y reflexionar con cual me quedo. Continuar leyendo “La cabeza que lee, el corazón que siente”

Las vicisitudes de mi blog

Vida y tecnología van juntas, o si no que me lo digan a mí. Mi portátil empezó a hacer ruidos raritos y me imposibilitó la entrada de la semana pasada. Continuar leyendo “Las vicisitudes de mi blog”

Va de cuentos: hora de desconectar

 

¿Se acuerdan del “Érase una vez…” que nos dejaba intrigados por el contenido de una historia y fascinados por el poder de la voz de quien nos estuviera leyendo…? Si no tuvieron quien les contase cuentos, tal es mi caso, no se preocupen, pero háganlo con sus hijos, sus sobrinos, sus nietos, sus ahijados…, Continuar leyendo “Va de cuentos: hora de desconectar”