Un regalo de libro

Cuando mis hijos eran pequeños e íbamos a los cumpleaños, yo era la mamá que SIEMPRE regalaba libros.  Hasta el año pasado en Navidad, para Nochebuena, hacía el mismo gesto: elegía un libro para cada uno de los miembros de mi familia, bueno, para los lectores de la familia. No somos muchos en esa cena, así que el asunto era fácil.

La idea de regalar un libro es complicada. Las ocasiones para hacer el obsequio son múltiples. Hay que combinar ambas y encontrar el libro adecuado. Puedes ser objetivo y olvidarte de tus preferencias personales, o más subjetivo y  dejar que tu percepción de la persona a la que harás el regalo, te lleve hacia el libro deseado.

Este año me recomiendan uno que no dudo en comentaros:

Una historia de la humanidad

No es un libro publicado este año, data del 2014. A mí no me lo ha aconsejado ni Bill Gates, ni Barack Obama ni Marcus Zuckerberg, como reza la publicidad de la editorial, sino una amiga. Este es sin duda el año de los amigos. Yo me dejo  llevar por  las opiniones de las amistades, y como les conoces «un poquito», no suelen no acertar. Este libro está disponible  también en versión audio, aquí tenéis un ejemplo:

https://soundcloud.com/megustaescuchar/sapiens-de-animales-a-dioses-yuval-noah-harari

Otra recomendación: vamos a hablar de un mito, el Cid, y su autor, David Porrinas nos lo muestra en su  libro,  por  el  que  siento  mucha  curiosidad.  Fue  un personaje  de mi infancia que me encandiló pero del que no tenía conocimiento histórico hasta que lo vimos en el cole. Las opiniones sobre esta biografía son bastante elocuentes; leo en EL CONFIDENCIAL:

Su libro es una mezcla de curiosidad, obsesión y humildad, y a lo largo de sus cuatrocientas páginas, documentadas con infinitas notas al pie y redactadas con la claridad y concisión de un informe, el autor se dedica a contraponer versiones, rastrear fuentes y buscar las incoherencias para liberar al retrato biográfico de Rodrigo Díaz de siglos y siglos de propaganda.

Paralelo a éste, la novela de Arturo Pérez Reverte, nos lo trae también: SIDI, en editorial Alfaguara, que narra una época concreta de la legendaria vida del Campeador, distante mucho del héroe y más próxima a la realidad, un señor de la guerra, luchando en la frontera, cabalgando en la Reconquista. Un mercenario. Un buscavidas.

La mayor parte de las biografías no acercan a personajes que admiramos o por los que sentimos curiosidad. En las librerías de pequeña y gran superficie abundan ahora las biografías para niños. Encuentro el motivo: nos basamos en la vida de otros para poner ejemplos, sobre todo si han tenido éxito o fama, que no son conceptos idénticos. Los niños-hijos, sobrinos, nietos, ahijados-necesitan modelos, espejos donde mirarse o buscarse. La parte comercial de esto es que a los niños les cuesta leer, a una gran mayoría, y la biografía es un género literario que permite acercar la literatura a estas esponjas. Se  hacen colecciones enteras dedicadas a contarles qué hacían y cómo vivían estos artistas, científicos, deportistas, aventureros, magnates, periodistas o exploradores; sé que me dejo a muchos. Texto e imagen, ya sea en fotografia o en dibujo, componen estos libros infanto-juveniles. No hay edad para leerlas, ya llegarán las de Stefan Zweig con su maestría.

 

Y ahora que hemos iniciado este marzo de viento y cambios de temperatura, ¡ay las alergias!, surgen tantas novedades…¿cuál escoger?

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog, lectura y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *