LISTA DE DESEOS (2ªPARTE)

Haruki Murakami está cumpliendo mis expectativas en 1Q84(Libros 1 y 2), y sigo leyendo porque estos dos personajes me intrigan sobremanera. Desde el pasado en la etapa escolar han viajado al presente separados por la voluntad del autor y cuando se rememoran ficticiamente, me entristecen y me recuerdan que en la vida real, tomamos y retomamos a las personas, las amistades, las relaciones e incluso las olvidamos para siempre. El poso queda ahí. El protagonista, página 582, evoca a aquella niña que conoció y se lamenta de su cobardía. ¿Cuántas veces nos dejamos llevar por esa “cobardía” y dejamos de hacer cosas?: “Si la hubiera abordado, mi vida quizás habría sido diferente“, página 580.

Es curioso que el autor haga que el modo de cocinar y la forma de comer  de cada uno de los protagonistas, incluso los personajes secundarios,  sea una parte integrante de su forma de ser. Murakami nos parece decir que todas las acciones del ser humano nos están describiendo hacia los demás, al menos, las emociones del día a día y que algo tan rutinario como comer exprese cómo somos.

Espero acabarlo pronto.