Un regalo para los sentidos

Hace una tarde cálida pero llevadera. Nos viene ya el otoño y yo lo encarrilo con este libro, descubierto por Instagram. Lo reconozco. Sigo a una librería de Madrid, Librería Benedetti, y así llegó a mí el libro que os recomiendo hoy como un regalo: TARDES EN LA LIBRERÍA, de Óscar Sancho.

Se lo pedí a ellos porque Óscar trabaja allí y voilá, les mandé un correo electrónico, me dijo lo que tenía que hacer y en 2 días llegó : estoy encantada porque  sus textos son pasajes de la vida en una librería. Hay lirismo y mucha alegría en sus frases.  Me identifico con el narrador y sonrío, me hace sonreir esta antología. Son textos breves y muy sensoriales. Los estoy leyendo, aún no he acabado, sin ton ni son, según me atre el título con el que su autor nos prepara para lo que viene a continuación. Habla de sus ratos en la librería, a solas y en compañía. Nos narra con dulzura y curiosidad esos encuentros y desencuentros con los lectores que vienen a preguntar por un libro o dos, o tres.

Nos cuenta el significado de las librerías: el santuario donde vienen los libros a encandilarnos y  a ilustrarnos, o a perturbarnos.

Los libros tienen muchos poderes. En muchas partes he leído esta frase, desconozco al autor/a: “DESPUÉS DE LEER UN LIBRO, UNO NO VUELVE A SER EL MISMO“, y por eso estar rodeado de libros, mires donde mires, te cambia.

En la página 19 del libro nos lo dice, como si fuera un poema: “ Esto no es un trabajo, es un oasis.

Una isla de belleza militante donde tengo la suerte de pasar mis horas colocando historias, compartiendo emociones, construyendo fantasías…

No sigo, prefiero que leáis el libro.

¿Cómo conseguirlo? tienen facebook y si miráis en google salen enseguida.

Yo sólo quería compartiros su belleza y su comprensión del mundo.

Para mí también los libros, la librería, han sido y son, un trabajo y un hogar.