Toca ser mejor persona

Hoy es uno de septiembre. SEPTIEMBRE

Empieza un nuevo mes. Toca cambio de cita en mi menú. Toca volver a las rutinas, pero hoy es sábado, ¡aleluya!, así que dejemos para el lunes, maldito lunes, el trasiego de la normalidad.

Aún hace calor, todavía brilla el sol y es inminente el fresco de la tarde. Escucho música en Cadena Cien. Una canción tras otra me desliza por el tiempo y los recuerdos. Me pongo melancólica, lo siento, es esta premura de la vida, de los ausentes, de lo que está por hacer, y ¡es tanto!, es el verano en su última quincena, y recuerdo a Alicia:

Alicia y la Oruga se estuvieron contemplando en silencio durante algún tiempo. Al fin la Oruga se quitó la boquilla del narguile de la boca y le habló con voz lánguida y adormilada.

-¿Quién eres ?-preguntó la Oruga.

No era ésta precisamente la manera más alentadora de iniciar la conversación. Alicia replicó, algo intimidada:

-Pues verá usted, señor…, yo…, yo no estoy muy segura de quien soy, ahora, en este momento; pero al menos sí sé quién era cuando me levanté esta mañana; lo que pasa es que me parece que he sufrido varios cambios desde entonces.

-¿Qué es lo que quieres decir?-dijo la Oruga con severidad-. ¡Explícate!

-Mucho me temo, señor, que no sepa explicarme a mí misma-respondió Alicia-, pues no soy la que era, ¿ve, usted?

(pág. 74 de ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, de Lewis Carroll, edición de Alianza, 1997)

Sé quién era y la literatura me permite reconocerme en muchas de las historias que leo, ¿no os pasa en ocasiones? lees, y reconoces ese sentir o ese pensamiento. Me recojo y me contraigo con cada lectura. Me expando y me retracto. Errar es de humanos. Pecar también. Bueno, ese “pecar” es cristiano, dejémoslo en que nos equivocamos. Toda esta reflexión viene de la persona  que era. Me voy enriqueciendo no sólo por las lecturas, no, sino por las personas que me recomiendan un libro, por las personas que me rodean y me hacen reir o llorar, por las personas que veo sufrir e intentas ayudar, por las personas a las que no quiero parecerme, y sobre todo por las personas que tengo a mi lado, mis hijos.

Releo ÉTICA PARA AMADOR de Fernando Savater para comprender, y así explicar a mis hijos que hay cosas que nos  convienen y cosas que no, que es lo bueno y que es lo malo, y  que ante todo debemos mantener el respeto de una persona: nosotros mismos. Este libro habla de ética y libertad. Su lectura es sencilla y  amena,  está a la orden del día, y en un mundo digital que tiene la osadía de despertar cada mañana con una sonrisa, su autor nos hace tener  una conciencia clara de que seguimos siendo humanos a pesar de todos los desvaríos y las malas acciones.

No por obrar mal dejamos de serlo, pero hay que mejorar. Nada puede suplir lo fundamental.

Lecturas de agosto

Se va el mes de agosto, demasiado calor, mucho tiempo libre, ¿hablamos de libros? ¿hablamos de los libros que he leído? son estos dos:

ELEANOR OLIPHANT ESTÁ PERFECTAMENTE, de Gail Honeyman.

Es una novela de autorreconocimiento, directa y optimista. Su estilo es sencillo y claro, no hay subterfugios ni palabras rebuscadas, ni trampas literarias difíciles. Quizá sólo pretende hacernos ver que cada persona es única en sí misma, y que esa unicidad merece todo nuestro respeto y todo nuestro apoyo.

En ocasiones no somos las mujeres ni los hombres que decimos ser. Aparentamos: para que nos acepten; para llevar una vida “normal”. Para ocultarnos. Eleanor es una persona que ha sufrido mucho y lo oculta. Por miedo. Por vergüenza, y también porque la autora nos introduce en un mundo aparte, el de las víctimas,  los traumas, las adicciones,  los trastornos mentales. Eleanor emprende otra vida cuando toca fondo, es lo que les pasa a las personas desesperadas. Va dando pequeños pasos y eso nos cuenta la novela de forma humana. No desentraño más.

(pág. 161):”Mi reflejo mostraba a una mujer mucho más joven, segura de sí misma, con una melena reluciente que le llegaba por los hombros y un flequillo cruzado que reposaba justo sobre su mejilla cicatrizada. ¿Yo?… -Me has hecho relucir, Laura.- le dije. Intenté detenerme ahí, pero me rodó una lágrima por un lado de la nariz. Me la enjuagué con la mano para que no me mojara las puntas de mi nuevo pelo-.Gracias por hacerme relucir.”

-HOZUKI, LA LIBRERIA DE MITSUKO, de Aki Shimazaki.

La autora es mitad japonesa, mitad canadiense, y esta novela también habla de otra persona que ha sufrido, pero que no lo sabe. Lleva varias vidas y en su transcurrir todas confluyen gracias a un niño. La vida de esta mujer da muchos vuelcos y el conjunto de esta novela nos lo demuestra. En un lenguaje plano, plagado de referencias a la lengua japonesa, se nota que la autora es traductora, se nos desvela la historia de la  maternidad de la protagonista.

(pág. 135): “-Taro…

-¿Sí, mamá?

-Tú naciste para salvarme la vida.

-Ya me lo has dicho, pero tú me tuviste porque yo quería ser tu hijo…”

Se necesitan. La madre necesita a ese hijo no biológico que el destino puso en sus brazos. El hijo necesita a esa madre que eligió rescatarlo sin pensárselo dos veces.

Son muy distintas.

Igualmente atrayentes.

 

 

 

Abril, mes del libro: vamos a leer!!!

¿Empezamos?  Ya se inició la primavera, loca eso sí, pero está aquí y con muchas novedades literarias. No doy crédito. Hay tantos libros…y se acerca la Feria del libro en Alicante. Os lo anuncio por si estáis interesados: del 26 de abril, tras el Día Internacional del Libro, que se celebra el 23 de abril, San Jorge: un libro y una rosa roja, hasta el domingo 6 de mayo.  Acabo de ver si está el programa en la web de los libreros, Asociación Provincial de Libreros y Papeleros de la provincia de Alicante, pero aún no está expuesto.

Durante la Feria, se hacen descuentos, se programan muchas novedades y actos relacionados con el mundo de la creación literaria. Muchos autores ven publicadas sus obras en estas fechas y nos dan sus últimas creaciones para que escojamos, que es lo difícil.

¿Qué os apetece? La variedad es amplísima: autores archiconocidos como Pérez-Reverte y María Dueñas ya van a sacar sendos libros; en novela negra la oferta es inimaginable, en ensayo y divulgación o llamémosle “temas generales” no sé ni por donde empezar. Lo ideal es salir a la calle, aprovechad el sol y el buen clima y vagabundear por las librerías que tengáis cercanas. Los escaparates estarán a rebosar, así que entrad y mirad y preguntad a quien esté tras el mostrador.

Si hay algo que tienen los libros es personas detrás de ellos, al fin y al cabo están hechos para las personas.  Como humanos que somos intentamos transmitir todo aquello que gira en torno nuestro: el asombro, el horror, el amor e incluso el desengaño, el misterio y la alegría…, somos seres emocionales y transgredimos el tiempo a través de la literatura.  Leer para crecer, para experimentar, para revivir las pasiones o para mitigarlas, y cada una de esas razones que nos lleva a leer es VÁLIDA. Para mí o para tí, para todos.

Hay lectores voraces que me dejan con la boca abierta. Y lectores empedernidos que me maravillan. Los libros no son adornos: son pedazos de vida.  Y ahí sí que me podéis ayudar: ¿qué es para vosotros la literatura? y los que sois más de historia o de ensayo, me diréis que son vías distintas, pero pienso que todo conduce al hecho de que necesitamos transmitir y comunicarnos.  ¿Qué es sino este blog? una ventana abierta como os decía en mi presentación pero también es con cada nueva entrada el libro de mi vida y de la vuestra. Cuando me leéis, y disculpad si os tuteo, me estáis haciendo partícipe de vuestra historia, o de la de otros si lo comentáis. 

Leer para vivir.

Leer para soñar. La vida imaginaria se hace en palabras más real.