Toca ser mejor persona

Hoy es uno de septiembre. SEPTIEMBRE

Empieza un nuevo mes. Toca cambio de cita en mi menú. Toca volver a las rutinas, pero hoy es sábado, ¡aleluya!, así que dejemos para el lunes, maldito lunes, el trasiego de la normalidad.

Aún hace calor, todavía brilla el sol y es inminente el fresco de la tarde. Escucho música en Cadena Cien. Una canción tras otra me desliza por el tiempo y los recuerdos. Me pongo melancólica, lo siento, es esta premura de la vida, de los ausentes, de lo que está por hacer, y ¡es tanto!, es el verano en su última quincena, y recuerdo a Alicia:

Alicia y la Oruga se estuvieron contemplando en silencio durante algún tiempo. Al fin la Oruga se quitó la boquilla del narguile de la boca y le habló con voz lánguida y adormilada.

-¿Quién eres ?-preguntó la Oruga.

No era ésta precisamente la manera más alentadora de iniciar la conversación. Alicia replicó, algo intimidada:

-Pues verá usted, señor…, yo…, yo no estoy muy segura de quien soy, ahora, en este momento; pero al menos sí sé quién era cuando me levanté esta mañana; lo que pasa es que me parece que he sufrido varios cambios desde entonces.

-¿Qué es lo que quieres decir?-dijo la Oruga con severidad-. ¡Explícate!

-Mucho me temo, señor, que no sepa explicarme a mí misma-respondió Alicia-, pues no soy la que era, ¿ve, usted?

(pág. 74 de ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, de Lewis Carroll, edición de Alianza, 1997)

Sé quién era y la literatura me permite reconocerme en muchas de las historias que leo, ¿no os pasa en ocasiones? lees, y reconoces ese sentir o ese pensamiento. Me recojo y me contraigo con cada lectura. Me expando y me retracto. Errar es de humanos. Pecar también. Bueno, ese “pecar” es cristiano, dejémoslo en que nos equivocamos. Toda esta reflexión viene de la persona  que era. Me voy enriqueciendo no sólo por las lecturas, no, sino por las personas que me recomiendan un libro, por las personas que me rodean y me hacen reir o llorar, por las personas que veo sufrir e intentas ayudar, por las personas a las que no quiero parecerme, y sobre todo por las personas que tengo a mi lado, mis hijos.

Releo ÉTICA PARA AMADOR de Fernando Savater para comprender, y así explicar a mis hijos que hay cosas que nos  convienen y cosas que no, que es lo bueno y que es lo malo, y  que ante todo debemos mantener el respeto de una persona: nosotros mismos. Este libro habla de ética y libertad. Su lectura es sencilla y  amena,  está a la orden del día, y en un mundo digital que tiene la osadía de despertar cada mañana con una sonrisa, su autor nos hace tener  una conciencia clara de que seguimos siendo humanos a pesar de todos los desvaríos y las malas acciones.

No por obrar mal dejamos de serlo, pero hay que mejorar. Nada puede suplir lo fundamental.

Autor: Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.

2 opiniones en “Toca ser mejor persona”

  1. Me encanta lo que escribís mi querida.
    Me encanta como lo haces.
    Me encanta verte buscando las palabras para cambiar el mundo y percibir que has encontrado tu pasión y a ti misma.
    Me encanta mirar a tu foto en nuestro calendario.
    Feliz Septiembre!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *