Va de cuentos: hora de desconectar

 

¿Se acuerdan del “Érase una vez…” que nos dejaba intrigados por el contenido de una historia y fascinados por el poder de la voz de quien nos estuviera leyendo…? Si no tuvieron quien les contase cuentos, tal es mi caso, no se preocupen, pero háganlo con sus hijos, sus sobrinos, sus nietos, sus ahijados…, porque es un regalo que alguien te narre un cuento. Un regalo. Hablando de regalos.  En Islandia se regalan libros en Navidad . Este hábito nace de una tradición maravillosa que recibe el nombre de ‘Jólabókaflód’ y que proviene de la Segunda guerra mundial. Se traduce como “inundación” de libros.

La fuente es : https://www.traveler.es/experiencias/articulos/tradicion-islandesa-regalar-libros-y-pasar-noche-leyendo-en-nochebuena/9936

Si además hacemos el gesto de leérselos en voz alta, estaremos cumpliendo con varios propósitos al mismo tiempo: prestarles atención, despertar su curiosidad, animarles a leer, incitarles a imaginar rostros, paisajes, aprender palabras nuevas, compartir…, el relato es un modo de compartir experiencias y conocimientos. No hablo sólo de cuentos para niños, que son fundamentales, sino los de adultos.

Los cuentos ¿qué son? ¿pequeños mundos, universos? ¿los cuentos son como mini-novelas? hay mucha discusión sobre el tema pero es indudable que los cuentos nos atraen por su brevedad, por su concisión, por su resolución. De hecho, los micro-relatos son mini-cuentos que hacen furor en las redes sociales, según he comprobado. Hay muchos concursos de este género  narrativo. Y abundan en los estantes de las librerías y de las bibliotecas. Hay autores archiconocidos por sus cuentos, o narraciones cortas. A mí me encantan autores muy diferentes en este mundillo, tales como Roal Dahl o  Isaac Asimov, leí a Bécquer con sus Leyendas, y la lista es muy numerosa, da para otra pequeña cita más adelante.  Pero esta vez mis preferencias apuntan a otro lado.

Mis recomendaciones,  tras echar un ojo a los estantes de las librerías, son tres autoras muy dispares. El nexo de unión: son mujeres, son escritoras y escribieron relatos. Es la hora del cuento.

 

Yo descubrí a Ana María Matute en el colegio con varias novelas  y me encantó, ahora os menciono este volumen que recoge todos los cuentos para niños y adultos de esta maga de la palabra.


Esta otra  autora es nueva para mí: son esos descubrimientos que hacen que tu lectura brille y te apetezca indagar más. Ella escribió la novela La nave de los locos,  que la relanzó y dio a conocer a muchas personas, pero aquí se reúnen sus cuentos, muchos de ellos  elabororados  antes.


 

Y la otra sorpresa, una autora que habla del Sur. La comparan con William Faulkner, ya sabéis, muchas autoras con talento son la vertiente “femenina” de otros talentosos. Ella fue fotógrafa también pero fue su vertiente literaria la que nos la trae aquí, de la mano de su mentora, la anterior autora citada, Katherine Anne Porter. No fueron alumna y maestra pero eso lo comprobaréis si leeís estos cuentos.


Y llego al final de mi pequeña contribución a la lectura, que os sea provechosa y que os permita “desconectar” en algún momento.

Autor: Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *