Con ganas de leer

Siempre me gusta escribir cuando hay algún cambio.

Se acaba el mes, está lloviendo ¡por fin! en Alicante y con la lluvia vienen las ganas de refugiarse en  un buen libro. Es una tormenta pasajera, airada y fresca. Bienvenida sea para este sábado por la tarde. ¿Qué libro os traéis entre manos? yo vengo con ganas de leer aunque tenga que estudiar. El fin del verano supone el inicio de una nueva marea de libros novedosos para todos los gustos.  Son las campañas de las editoriales para captar nuevos adictos a este deporte singular. Navegar por este mar de letras a mí me encanta.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Hace dos tardes charlaba con dos clientes desconocidos, hasta ese momento, y al final de la conversación llegamos a la conclusión que seríamos felices si nos pagaran por LEER. Es uno de esos raticos que te alegran el alma. Yo las llamaba antes «las tardes de agosto», y eran mis «vacaciones». Sin rutinas, salvo las necesarias; sin expectativas, salvo el deseo de llegar a casa y tocar la ducha; sin estrés, exceptuando el de no tener todo el tiempo que quisiera para leer. Creo que he convertido la lectura en una filosofía de vida. ¿Puedo denominarla así?

Imagen de 愚木混株 Cdd20 en Pixabay

Cuando pasan por tus manos tantos libros, el tacto se especializa. La piel de los dedos es vuelve papel. Y  la vista se deteriora…, qué va, es la luz de la pantalla del ordenador. Lees los títulos y se te agolpan las ganas de proseguir. Las ganas de tener más horas, más minutos, para poder disfrutar de esas lecturas.

Mi lista de libros, denominada INTERMINABLE, y que cada vez es más imposible de retener si no apunto cada título, se va completando de recomendaciones y sugerencias:

  • LA LIBRERA Y LOS GENIOS, de Frances Steloff ( una novela feliz e interesante sobre el mundo de la librería, la vida  de una librera volcada hacia los autores: los que crean los libros que ella vende).
  • UN FUEGO AZUL, de Pedro Feijoo (novela policíaca que espero leer,  recién descubierto el autor).
  • RITOS FUNERARIOS, de Hannah Kent (super recomendada por una super lectora que cada vez acierta más).
  • NUESTRA CASA EN EL BOSQUE, de Andrea Hejlskov (un descubrimiento dado por mi manía de hojear catálogos, en la editorial Volcano).
  • EL CHICO DE LAS BOBINAS, de Pere Cervantes, (novela ambientada en la Barcelona de 1945, entre bobinas de cine y un crimen).
  • EL PLACER DEL VIAJERO, de Ian McEwan (recién descubierto este autor gracias a su CHESIL BEACH, este singular librito describe las relaciones entre dos parejas, una abocada a someterse a la otra).
  • LA ENTROMETIDA, de Muriel Spark ( novela autobiográfica que juega a introducir el  relato en la vida real y ambas  se entremezclan con unos personajes muy curiosos).
  • ORIENT-EXPRESS. EL TREN DE EUROPA, de Mauricio Wiesenthal (todo un paseo por la Europa que vivimos y la de antaño).
  • EL COSTE DE VIVIR, de Deborah Levy, me llamó la atención por su reseña y no lo pude evitar: una mujer al llegar a la cincuentena debe «renacer» y «reinventarse. Ahora descubro que hay una precuela que debo localizar.
  • MUJERES DE RETALES, de Laura Urcelay (me la descubrieron lectoras infatigables y  con este título  quiero empezar a leerla).
  • GÉNESIS,(el origen de las sociedades) de Edward O. Wilson, en la editorial Crítica: «la evolución consiste en un cambio en la frecuencia de los genes en las poblaciones de las especies…», » la selección natural, la fuerza impulsora de la evolución biológica tanto en la selección individual como en la de grupo, se puede resumir en una única frase: la mutación propone, el ambiente dispone.» 138 páginas que pretenden responder a las 3 grandes preguntas del mundo mundial:  qué somos, qué nos creó y qué queremos llegar a ser.
    EL REY QUE FUE Y SERÁ, de T. H. White, una novela de fantasía que nos habla de Merlin y que con sus 822 páginas nos relata toda la épica artúrica en una reedición hecha por Ático de los libros. Veo reseñas donde lo recomiendan Ursula K. Le Guin y Neil Gaiman, y J. K. Rowling,
    Me ha encandilado igual que lo hizo OLVIDADO REY GUDU, de Ana Maria Mature. Así que lo pongo en mis «ganas de leer» sin dilación.

Y hasta aquí mi recopilación, no quiero cansaros. Es agosto, ha dejado de llover y vuelve el calor. No he puesto los enlaces de los libros, pero quien lo desee que me haga un comentario y le doy la referencia.

Feliz fin de mes

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Con ganas de leer

  1. Verónica dijo:

    Me veo por ahí en alguna de las recomendaciones, jeje
    Qué sería de nosotras sin esas pilas de pendientes y deseos…
    Un abrazote

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *