El balazo o como no morir de tedio

Un día conocí a S. Le conté casi toda mi vida y ella me escuchó. Cordial, atenta, simpática. Me recibió con los brazos abiertos y al contarme que tenía un blog y que escribía, pensé: «Suerte la mía».

En ocasiones cuando das un paso, encuentras personas así, y se hacen amistades.  Ese paso es abrirte, es abrazar, es hablar.

Cruzamos el año, 2020, y recibí su regalo: por fin tenía su libro, EL BALAZO DEL TEDIO. No es un libro fácil, para mí no lo ha sido, pero ha supuesto un reto. Cada reto es una oportunidad y este libro, que recopila sus escritos en el blog del mismo nombre, estaba lleno de ellas. También hay textos de otros blogs suyos.

Empecé a leerlo mientras estaba en el hospital.  Algo deprimida, angustiada y  dejé esa sensación porque mi fantasía se desató. Empecé por orden y lo dejé. El orden, digo. Lo cogía y abría por donde me apeteciera. No sé si sus otros lectores lo habrán hecho así también o habrán sido más respetuosos. En ocasiones soy anárquica si el libro me lo permite.

Estoy ante este paisaje femenino
Como rama en el fuego.

Paul Eluard lo expresa así en un poema titulado EL ÉXTASIS.

Este libro es sin duda un paisaje femenino y ahora que la sigo por instagram, entiendo mejor a su autora. Es un pozo de sabiduría.  En este libro, empieza cogiendo  las cosas cotidianas y termina hablando de las relaciones humanas, de las pasiones que nos inundan y en ocasiones, avergüenzan; podría ser el  diario de una mujer o de varias; es como leer un «arte de perder» abordado desde el punto de vista de una autora que ha visto mucho.

En todas las familias hay alguien que se extravía por el camino. Hay un momento crucial en la vida de cualquier hombre, de todos los hombres y mujeres del mundo: cuando la persona se pierde por el camino, por decisión propia o por el propio destino. Ese trayecto es vital, es un instante decisivo en su existencia y en la de los que le rodean. Es sobre todo, un instante.

Escritura y filosofía cogen el mismo teclado y se ponen a escribir. A puntillas se intercala la psicología y su experiencia.

Es curioso que el libro empiece por el final pero también acertado: ahora es una y al principio eran otras las voces. Se percibe la evolución desde los primeros escritos. Ella se define en una entrada como «caótica», pero dicen las malas lenguas que el caos da sentido al orden, y no hablo de desorden. El caos ordena. Os recomiendo este artículo: EL CAOS QUE ORDENA EL MUNDO, de la revista Jotdown.

Sofya Keer juega con las luces y las sombras de lo que es ser uno mismo, sin tapujos.

Con ella hablo de Bukowski; Charles Bukowski era un escritor alemán que vivió toda su vida en la ciudad de Los Ángeles. Yo fui asidua de sus relatos y novelas hace mucho tiempo. Bukowski es un autor controvertido y peculiar. Desata su lengua sin miramientos, recurso  que también ejercita Sofya, y te deja en ocasiones angustiado por la inmensa tristeza que le embarga. No es un autor que te premie si te acercas:

no sé que será de nosotros, necesitamos muchísima suerte. y últimamente la mía ha sido muy mala. y el sol está acercándose. y, la Vida, tan fea como parece, quizá merezca vivirse tres o cuatro días más, ¿crees que lo conseguiremos?

(LA MÁQUINA DE FOLLAR, pád, 123. Editorial Anagrama, 1992)

Pero no hay esa tristeza persistente en las páginas de EL BALAZO DEL TEDIO, sino una vitalidad intrínseca que desborda.  Se percibe la pasión desde las voces que hablan de muerte, de sexo, de amor y de vida, que en definitiva son los 4 pilares de la existencia. Os sorprenderá.

Déjaos sorprender.

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a El balazo o como no morir de tedio

  1. Sofya Keer dijo:

    Muchísimas gracias por esta reseña. La satisfacción de que una gran mujer, que además es una gran lectora, haya leído mi libro, se ha convertido en emoción con este post.
    Un abrazo enorme.
    Muchas gracias.

  2. Roberto dijo:

    la verdad es que después de escuchar tu entrada, apetece leerlo.
    los cuatro pilares de la vida, la muerte, el sexo, el amor y la vida, nunca lo había escuchado.
    un beso amiga!!!

  3. Verónica dijo:

    Suena muy muy interesante. ¡Gracias!

  4. Yolanda dijo:

    Cada dia me conmueven más tus escritos, Pepi.. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *