La mamá pollito

No voy a contaros un cuento infantil, pero sé que con ese título podéis haberlo pensado. El mundo de la literatura es muy amplio, y los libros que se escriben para esas edades son muchos,  muy variopintos y muy, muy interesantes. No quiero abarcar más: con la literatura para adultos y no tan adultos, me conformo.

El título viene a cuento por el hecho de que a mis libros, a mis autores, los mimo. En ocasiones no soy objetiva al respecto, ya os advierto sobre ello. Difícil ser imparcial si la lectura te lleva por esos recovecos de tu alma que no veías hace tiempo  o por espacios ilimitados donde desplegar la imaginación y volver a ser niña.

La mamá pollito empezó a comprar libros hace muchos años, y no he dejado de hacerlo. Soy tradicional, me gustan las librerías, ¿por qué será?, y ayer, hablando con una librera, comprendí porqué: me demostró en pocos minutos la pasión que la embargaba y me emocionó. Me recomendó un libro para mi hijo, sobre mitología, MITOS GRIEGOS de la editorial Edelvives  y espero que al descubrirlo le guste. Ya os contaré. Y yo me perdí en aquel espacio, rodeada de libros, sin saber a dónde dirigir mi mirada. El orden alfabético en la colocación de autores,  las novedades entresacadas en los muebles más bajos me hacían olvidarme del calor. Se nos viene encima el verano. El esplendoroso verano, distinto este año 2020, para mí. La luz del verano me cautiva. Me deslumbra como hacen determinados libros.

Los libros delimitan nuestro mundo, señalan las fronteras difusas, intangibles, del territorio que habitamos

Eso dice Jesús Marchamalo en su TOCAR LOS LIBROS. Un breve, brevísimo tratado de amor hacia los libros que recomiendo a ultranza. El prólogo de Luis Mateo Díez no tiene desperdicio. Lo acabé hace una semana pero he estado intrincada en otras varias lecturas:

*A CORAZÓN ABIERTO, de Elvira Lindo

*SAUCE CIEGO, MUJER DORMIDA, de Haruki Murakami

*SI LOS GATOS DESAPARECIERAN DEL MUNDO, de Genki Kawamura

*UNA PALABRA TUYA, de Elvira Lindo

¿Por cuál empezar? no salgo del Elvira  y de los japoneses, así que prometo cambiar de tercio. De hecho tengo lecturas prestadas, no son novedades, pero que me llaman mucho la atención y que estaban en mi lista interminable de libros. La mamá pollito no descansa.

Una autora que te conmueve y que me demuestra lo carismática que es en cada novela que hace, es Elvira Lindo. En su último libro nos abre su historia personal y nos narra desde su madurez  actual cómo fue la vida de sus padres. Yo, hago hincapié en la figura paterna. Me parece más detallada, ¿quizás porque vivió más? o ¿por qué esa figura impregna la novela desde el comienzo? su padre en todas las edades, y ella, como hija, asistiendo a esa vivencia.

En UNA PALABRA TUYA, una historia familiar que arranca desde la no aceptación de la protagonista de quién es y cómo es,  se nos narra  la vida de Rosario, una mujer que sobrevive y aún así acepta la vida como el regalo que es. Al leerla, reconoces que  muchos de sus problemas son habituales entre nosotros: una madre con Alzheimer, una amiga «rarita», un don juan que no lo es, un trabajo que no te gusta y al que te acostumbras, y un sinfín de pequeños disgustos. Inolvidable su visita al psiquiatra.

Y qué decir de los dos autores japoneses, pues que si queréis salir de la realidad, sin abandonarla del todo, los relatos de Murakami os sorprenderán y podrán gustaros o no pero seguro que alguno cala. Los escribió en distintas fechas y en España los recopiló la editorial Tusquets, publicándolos por primera vez en 2008. Murakami es experto en jugar con el sueño y la irrealidad, la rutina y la normalidad no comprendida.

Con el último libro, tendréis una sencilla fábula donde aparece el diablo para hacer elegir al protagonista, un joven  cartero de 30 años, si quiere vivir y cómo. ¿Los gatos del título? los gatos están aquí para acompañarnos.  Las relaciones que establecemos con ellos y con los demás, son las que diferencian nuestras vidas. Hay una película basada en la novela y  os la recomiendo.

 

Y la mamá pollito os deja por ahora. FELIZ INICIO DE  VERANO!

 

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La mamá pollito

  1. Roberto dijo:

    quizás por eso me gustaba leer libros de aventuras que me trasportaban a otros lugares, libros del tipo El Médico, El Sanador de Caballos, Las Aventuras del Capitán Alatriste, libros de aventuras, sencillos de leer.
    mi libro preferido, El arte de conducir bajo las estrellas, mi libro rollazo, Trafalgar, que fui incapaz de terminarlo.
    la lectura, mi asignatura pendiente.
    un beso amiga!!!

    • Josefa Vergara Sánchez dijo:

      Gracias por tu comentario, me encantó verte el otro día. Hay libros que no podemos abarcar porque no son para nosotros, o no es el momento. A mí también me ha pasado.
      Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *