Un dia infeliz

Buenos días, casi tardes ya, y aquí estoy: taciturna como el día que hace. Tengo muchas preocupaciones en la cabeza, y os comparto mi desaliento pero no por ello olvido mis posibilidades. Recurro a la lectura para tranquilizarme, y ahora, en este preciso instante, a la escritura para darme cuenta de lo que hago y de lo que siento.

Este blog es un punto de apoyo en mi vida, como lo son las personas en las que me apoyo. Estoy buscando soluciones a esos problemas, circunstancias de la vida, y nada mejor que abrir el libro: TODAS LAS FAMILIAS INFELICES, de Ramón Bascuñana. Recién descubierto el autor, alicantino además, y el libro, un recopilatorio de cuentos de los que llevo 9 leídos. Este libro habla de las deudas que tenemos con la familia, sean cuales sean nuestras cualidades y las circunstancias que se vivan. Desde el amor que les debemos, a los muertos y a los vivos, hasta el respeto y el recuerdo. Las familias donde crecemos nos hacen ser como somos, nos guste o no, lo queramos o no, puesto que no elegimos la familia que nos va a tocar. Y asi evolucionamos, por eso este libro me viene tan a cuenta. De lectura absorbente y ágil, me atasqué en uno pero porque su estilo narrativo, similar a un rosario, me detuvo en mi rapidez por leerlo. En ocasiones las prisas nos vencen.

He estado muy ocupada con mis «preocupaciones» y sigo estándolo, como os pasará a muchos. El día a día no deja de ser vengativo, ¿verdad? pero luego te percatas que ese día a día es el ÚNICO que te permite volver a la normalidad. En una de las citas del libro, de Jean Rhys, dice:

Nunca he escrito cuando he sido feliz.

El revés de la moneda nos lleva a buscar asidero para esos días no sólo tristes, sino confusos, como estos míos.

Los cuentos del libro de R. Bascuñana no están ordenados cronológicamente y ello permite que la recopilación logre un carácter distanciado, creo yo, y que nos cautive en todo momento. Desconozco si hay algo personal de transfondo en sus cuentos pero esa lejanía cronológica es fundamental. El título me parece acertado, porque el libro está dividido en dos partes: TODAS INFELICES, y INFELICES TODAS.

No es igual el orden de las palabras pero cuando termine el libro podré percatarme de cuál es el significado de esa variable.

Viernes Santo lluvioso, y lento.

Un saludo.

Acerca de Josefa Vergara Sánchez

Lectora ávida e incansable, más tranquila en este momento. Rodeada de libros en el trabajo y en la cabeza.
Esta entrada fue publicada en blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un dia infeliz

  1. ¡Gracias, gracias de todo corazón por desnudarte con la escritura, por proponermos fabulosos libros, por motivarnos desde tu pasión y tus «pre-ocupaciones» a la lectura!.
    Hay quien dice que sí elegimos a nuestra familia, a nuestros padres, nuestros hijos, hermanos, hermanas…todos llegan a nuestras vidas y nosotros a las de ellos para aprender, para vencer miedos, para crecer como personas y permitirnos sacar nuestra propia luz.

    ¡Gracias!

    • Josefa Vergara Sánchez dijo:

      Gracias a los que me leéis con tanto empeño y cariño. Gracias por acompañarme en este trayecto.
      Este blog me ha permitido conocer a gente muy, muy entrañable.

  2. Roberto dijo:

    Pues ese día no estabas sola.
    Tome la decisión de distanciarse de mi pareja y me hice 358 kms llorando y lloviendo.
    Mil dudas, no sabía si mi mente me estaba jugando una mala pasada, su promesa de que iba a cambiar y me tiré todo el fin de semana sin salir, envuelto en un siroco emocional.
    Es cierto. Escribes en época de crisis. Eres más creativo y la escritura solo funciona en una sola dirección.
    Te creas una burbuja de x tiempo y así tu mente descansa, y un descanso en un siroco… Es mucho.
    Así que ese viernes no estuviste sola.
    Lo mejor es que de los sirocos aprendes.
    Que hay gente ahí fuera que te puede hacer mucho daño, aunque tus intenciones sean buenas, que los Buenos amigos acuden sin llamarlos, que la familia a veces es imperfecta y falible y que al final, lo que no hagas tu por tí, no lo va a hacer nadie.

    • Josefa Vergara Sánchez dijo:

      Imagino que no, no estaba sola. Muchas personas en muchos puntos se sienten infelices, pero otras muchas te hacen ver que la felicidad son mil instantes separados entre sí. Y cada lectura, cada página que avanzas es un asidero más para esa placidez.
      Siento tu malestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *